Portada Carta del presidente

Carta del presidente

Educar nos mueve

 

SM sigue transformándose en su ser y su hacer, tal y como el objetivo del Plan Estratégico XXI.3 (2014-2017) nos señala. Ponemos ante tus ojos, ya sea en formato digital o en papel, la memoria del segundo año en el que todas nuestras actuaciones han estado encaminadas a conseguir esta transformación. En las páginas sucesivas vas a comprobarlo, entre otros, con la renovación empresarial; el cambio de paradigma educativo; la concepción de la empresa al servicio de la educación, de su calidad y equidad; la innovación pedagógica; el análisis y los estudios en los nuevos contextos educativos; los enfoques novedosos en las intervenciones de la Fundación SM…

 

Transformamos nuestro ser y nuestro hacer, desde las raíces de nuestra identidad y nuestra vocación al servicio de la educación, y desde la generosidad de nuestros planteamientos empresariales que no han variado desde que se erigió la Fundación SM, propietaria de SM.

 

Mantenemos desde siempre el propósito de devolver a la sociedad lo que de la sociedad hemos recibido, contribuyendo a la mejora de la educación en todos los contextos donde estamos presentes.
Hace dos semanas estuve en São Paulo, participando en un congreso de educación interamericano. En uno de los ratos libres me acerqué al Patio del Colegio, el sitio donde en el año 1554 José de Anchieta fundó, sin saberlo, lo que es ahora esta megalópolis. Él, junto con otros compañeros de Jesús, ¿tan solo?, abrió un centro educativo. En las cercanías de este emblemático lugar, en una calle, vi arrebujados sobre una manta a cinco o seis niños, dándose calor. Meninos da rua. Me vino a la mente la imagen de una camada de conejos. No podrían serlo pues, si fuera así, no hubieran sido abandonados por su madre. Desgraciadamente, se trataba de seres humanos.

 

Las palabras del congreso, innovación, adaptación, modelos educativos, experiencias significativas…, quedaron silenciadas por la realidad. O mejor, quedaron orientadas hacia esa realidad: ¿qué tenemos que seguir haciendo los educadores, los que creemos en la educación, para que estas situaciones se erradiquen? ¿Cómo podemos compartir desde SM con los gobiernos (Brasil es precisamente uno de los países en los que la educación ha sido una prioridad política, lo que ha conseguido transformaciones sociales bien relevantes) y con otras instituciones educativas, desinteresadas y altruistas, nuestra vocación pedagógica, al servicio de la evolución social? A un nivel más personal también me pregunto: ¿qué puedo hacer para que la educación llegue cada día a más personas, con mayor calidad? ¿Cómo puedo ayudar a que estas brechas sociales vayan desapareciendo? En SM procuramos dar una respuesta con nuestro ser y nuestro hacer.

 

SM realiza su proyecto educativo a través de la mediación empresarial, con un modelo de organización que valora a la persona en sí misma, por su dignidad humana, y no la considera únicamente como un instrumento del quehacer económico. Deseamos contribuir a que, en todas las sociedades y culturas, especialmente en los lugares donde haya precariedad, marginación o riesgo de exclusión, el ser humano sea cada vez más humano, sujeto de todos sus derechos, con plena dignidad. SM lleva a cabo su proyecto pedagógico procurando el bien común de las personas y de las sociedades.

 

En SM, a través de la educación, buscamos combatir la concepción de un mundo basado en cualquier tipo de exclusión, en el consumismo masivo y en el desequilibrio cultural. Actuamos para desterrar la globalización de la indiferencia ante el excluido, tan propia de nuestra civilización de la opulencia. Nuestra contribución a la educación trata de que los niños y jóvenes, sus padres, profesores y todos los que intervienen en la tarea docente aprendan y comprendan la realidad, se posicionen y sean críticos con la sociedad, y se comprometan en su transformación, participando activamente en la construcción de un mundo mejor.

 

En SM trabajamos con sencillez, ofreciendo lo mejor de nosotros mismos, reconociendo que lograremos mejorar nuestro mundo solo si unimos nuestras fuerzas a las de tantos hombres y mujeres que se esfuerzan desinteresadamente en la construcción de una sociedad más justa y más igualitaria. Estamos convencidos del poder transformador de la educación y por eso nos ponemos al servicio de la misma.

 

SM crece y se desarrolla gracias a la labor de todos los profesionales que se identifican con este proyecto pedagógico y cultural; también gracias a la confianza que los agentes educativos (profesores, padres y madres, alumnos, instituciones públicas o privadas) nos brindan, haciéndonos aliados suyos, conociendo nuestra trayectoria educativa desinteresada. Para nosotros, educar lo es todo. En la educación está el aprendizaje, y por eso nos encontramos en un proceso de transformación permanente para aprender cuál es la mejor manera de ponernos al servicio de la educación, cómo podemos implementar nuestra vocación y nuestra tarea educativa.
Esta memoria te presenta algunas de las iniciativas que, como Fundación y como empresa, hemos llevado a cabo a lo largo de 2015 para ser más y mejor educadores, al servicio de nuestra sociedad. Espero que acercarte a estas actuaciones te siga haciendo creer, y te ayude a comprometerte, aún más, con la educación.

Cordialmente

 

Luis Fernando Crespo
Presidente de SM

firma-luis-fernando-crespo