Portada home Pensando en la escuela del futuro

Pensando en la escuela del futuro

La escuela vive un momento de búsqueda y de transformación.

En este contexto de cambio, los centros incorporan con avidez novedades tecnológicas y metodológicas, y desde SM queremos trabajar conjuntamente para que esto se realice a través de un modelo sistémico, conectado con el marco educativo propio de cada institución.

Queremos trabajar para aunar iniciativas dispersas y aisladas, que no llegan a producir cambios significativos ni sostenibles en el tiempo.

Para que la innovación sea significativa, diferencial y sostenible, lo que en SM llamamos innovación con sentido, hay que plantearse las cuestiones adecuadas. Por ello, a lo largo
del año 2017 trabajamos con más de 100 instituciones educativas de España y de América en torno al “para qué” del cambio, el “para qué” de la escuela actual.

A partir de estas reflexiones, se ha elaborado un modelo estructurado de gestión del cambio, denominado La escuela que queremos, que nos permitirá acompañar a las instituciones y a los centros educativos en su proceso de transformación.

Esta cercanía con la escuela, como verdaderos socios en su proceso de cambio, no solo abre las puertas a soluciones educativas específicas (asesoramiento, formación, evaluación…), sino que puede orientar nuestra propia organización y nuestros nuevos servicios en un marco común de innovación educativa con sentido, que sirva para construir el modelo y la narrativa de las nuevas soluciones educativas que se desarrollen.

En este contexto, nace el nuevo Plan Estratégico XXI∙4, que durante los cuatro próximos años pondrá el foco en el acompañamiento a la comunidad educativa en su proceso de transformación hacia nuevos modelos, con apoyo de la cultura digital, respetando y siendo sensibles a los ritmos que marque el mercado.

Tendremos que afrontar retos como la redefinición, el enriquecimiento y la transformación de los productos y las formas de hacer actuales para llegar a cubrir de manera satisfactoria las necesidades emergentes en los ámbitos educativos y culturales, poniendo el foco en la búsqueda de la eficiencia (ahorro de los costes y optimización de los procesos) e identificando y aprovechando las oportunidades que nos brinda el mundo digital para la configuración de ofertas, en nuestra relación con los clientes y en nuestro funcionamiento interno.

Trabajaremos y avanzaremos en el proceso de transformación organizacional en el que SM se encuentra inmerso, y que ya comenzó en el plan estratégico anterior.

La educación nos mueve, y es esa pasión la que nos va a guiar para seguir avanzando hacia lo que queremos llegar a ser: un agente de referencia en la comunidad educativa iberoamericana.

Queremos ser una institución de servicios educativos, formativos y culturales, que, sustentada en un modelo de Fundación y empresas con una fuerte identidad, se orienta al bien común y al cuidado de nuestros grupos de interés.